Saltar al contenido

¿Cómo hacer una vela casera?

¡Aprende con nosotros a hacer una vela casera! Como ya sabrás, las velas son el adorno más sofisticado que puedes tener en tu hogar, así como grandes ayudantes en el control de olores y el toque personal de la casa. Las hay de muchas formas, colores y hasta aromas. Y si eres un fanático de estos objetos iluminadores, seguramente has pensado en la idea de fabricarlos tú mismo.

Prepárate a dar un toque personal a tu casa, aprendiendo a cómo hacer una vela casera.

¿Cómo crear una vela casera?

Vela Casera1

Para comenzar debes saber que los materiales que se usan para crear una vela en casa son en su mayoría reciclables y muy fáciles de conseguir. El DIY nunca pasa de moda y si te gusta la idea, veamos cómo hacer una vela casera.

Materiales a usar

  • Vasos de vidrio pequeños
  • Aceite reciclado 400gr (De cocina)
  • Hilo de algodón 5mm
  • Aceite esencial de tu preferencia 5gts
  • Cera de soja de baja fusión 85gr
También debes Leer
Cómo hacer un slime con jabón

Preparación de la vela casera

Para preparar una vela casera dejamos reposar el aceite de un día para otro. Con esto nos aseguramos que las sobras de comidas, migajas u otros cuerpos presenten en él se asienten y no queden ensuciando nuestra vela. El tiempo mínimo para dejar reposar el aceite es de cinco horas para que no aparezcan estas suciedades.

El segundo paso, es colar el aceite para eliminar las sobras que se encuentren en él. Lo hacemos las veces necesarias hasta que el aceite quede completamente limpio.

El tercer paso es medir la mecha que debe ser más larga que el vaso de vidrio que elegimos. Después, fundimos la cera de soja e impregnamos la mecha en ella. Cuando esté listo, vertimos la cera en el aceite mientras se encuentra en estado líquido.

En lo que se solidifique la cera se deberá volver a calentar y mezclaremos los materiales para verterlos en los vasos de vidrio o cristal.

También debes Leer
Cómo hacer jabón casero de fresa

No olvides colocar bien la mecha antes de que se enfríe y a su tiempo colocar quince gotas de aceite esencial (si lo prefieres) para que desprenda olor al encender. Es muy importante que la mecha se añada a la mezcla cuando esta esté a punto de pasar a estado sólido, de esa forma no se distorsionará su dirección ni se caerá.

Puedes colocar un alambre o metal al final de la mecha para que no se salga y se quede en la parte inferior del vaso y recta. Para que quede mejor, puedes sujetarla en la parte de arriba con una tapa con agujero o con un par de palitos o algo que la ayude a mantenerse derecha.

Antes de usarlas es necesario que reposen durante mínimo dos horas, si crees conveniente que reposen más también es buena idea. Por último, cortas la mecha sobrante y así podrás disfrutar de una vela casera hecha por ti mismo. ¿Ves qué fácil resulta? ¡Ahora te toca intentarlo a ti!

También debes Leer
¡Haz una diadema en pocos pasos!

Si te gustó este artículo, no dejes de compartirlo.