Saltar al contenido

Cómo preparar aloe vera para el consumo

Hoy aprenderemos a preparar aloe vera. En algunas partes es aloe vera, en otras es sábila, lo cierto es que es una potente planta medicinal muy popular en el mundo. Se puede hallar en regiones desérticas porque su mayor desarrollo se produce en climas cálidos. Asimismo, tiene muchas propiedades y componentes que te beneficiarán en gran medida. Siempre desde lo estético hasta en el organismo, el aloe vera jugará un papel importante en tu salud.

De buenas a primeras, el aloe vera puede comerse de muchas formas, por ejemplo, en comidas, jugos y hasta pequeños bocadillos. No obstante, hay que tomar en cuenta que en más de una ocasión, es indispensable necesitar la ayuda de un especialista si deseas comerlo de forma apropiada. Para que sepas cómo preparar aloe vera, hoy en Descúbrelo.Online, te enseñamos cómo hacerlo sin tantas complicaciones.

Índice de contenidos

¡Es momento de comenzar!

¿Qué composición o valor nutricional aporta el aloe vera?

Aloe Vera1

Esta planta se compone de 18 a 20 aminoacidos, como también de una enorme cantidad de ácidos grasos. Los más importantes por no mencionarlos todos, están: el palmítico, el linolénico, el oleico, el mirístico, etc. Asimismo, posee dentro un enorme valor esterol vegetal: HCL, B-sitosterol y campesterol. El HCL posee la capacidad de disminuir las grasas que están en la sangre, mientras que el resto te ayudará a pelear contra las indigestiones.

Pasos para comer aloe vera

En caso de que te estés preguntando el cómo comer aloe vera, tendrás que saber que podrás hacerlo de distintas formas. Por ejemplo, tienes la posibilidad de preparar el jugo de aloe vera, añadirlo a las ensaladas, hacer cualquier tipo de postre o sencillamente comerlo crudo. En ese sentido, si quieres hacerlo fácil y comerlo directo de la planta, sigue las siguientes indicaciones:

  1. Lo primero es lavar más de una vez el aloe vera, con mucha agua, con el objetivo de eliminar cualquier tipo de bacteria que en él exista.
  2. Ahora, es necesario cortar la hoja en pequeños trozos y hacer lo mismo con la cáscara verde, por los dos lados.
  3. En el instante que alcances el gel, asegúrate de ponerlo en un recipiente para que puedas darle uso otro día. En caso de que no quieras comerlo, podrías guardarlo y usarlo como una loción para la piel.
  4. Procede a cortar el corazón de la sábila en trocitos muy pequeños, lávalos bien y permite que se sequen para que después, puedas comerlo.
  5. Tienes la posibilidad de añadir algunos trocitos en tu ensalada con el objetivo de incrementar el valor nutricional.
  6. De igual forma, le puedes añadir algunas hojas o un poco de gel a tus jugos para que tenga mayor espesura o consistencia.
También debes Leer
Beneficios del aceite de coco en tu salud
Esto sería todo, recuerda que es una planta medicinal con increíbles propiedades que te ayudarán a mantener una dieta balanceada.
¿Has podido comer aloe vera? ¿Qué te ha parecido su sabor? Cuéntanos toda la experiencia vivida con esta planta a través de la caja de comentarios que verás al final de este post. ¡No te olvides de compartir con tus amigos a través de las redes sociales!