Saltar al contenido

Todo sobre el Bull Terrier

Si hablamos de cosas que no son lo que parecen, debemos empezar mencionando al Bull Terrier. 

Este grandulón que se ve como el chico más rudo del barrio, en realidad es un saco de amor y nobleza. Proveniente de una cruza de razas, es uno de los ejemplares más usados como perro de guarda.

Si te gustaría tener uno, te contamos todo sobre el Bull Terrier.

¿Qué es todo lo que debes saber sobre el Bull Terrier?

Bull Terrier1

Presta atención a todo lo que debes saber sobre el Bull Terrier. Sus características, su temperamento, conducta y más.

Características físicas del Bull Terrier

Este ejemplar conocido como Bull Terrier Inglés es popularmente conocido por su depresión naso-frontal. El cráneo y hocico del Bull Terrier es bastante singular y resalta de otras clases de perros.

Algo completamente perceptible en esta raza de perros en específico es su increíble musculatura bien formada y oponente. Este tipo de terrier es un perro que presenta un cuerpo con un tono muscular fornido y unas extremidades muy bien desarrolladas. 

Para empezar, su cuerpo es un poco alargado. Se presentan en tamaño grande y miniatura que en realidad corresponde a un tamaño mediano. El cuerpo de este animal está armoniosamente proporcionado y puede llegar a pesar unos 9 kg en perros miniatura, mientras que la versión estándar no tiene límite de peso.

La cabeza del Bull Terrier es alargada, como en forma de huevo y muy sólida. Mientras que sus ojos son bastante pequeños y almendrados. Por otra parte, las orejas son alargadas y puntiagudas colocadas armoniosamente con sus ojos.

Características personales del Bull Terrier

Estos perros fueron criados como perros de batalla y de guarda por lo que tienen un comportamiento muy enérgico y activo. Son animales muy simpáticos y divertidos, en general conforman un estilo alegre de vida.

Desarrolla un vínculo especial con la familia que lo acoge y por ende, suele ser un perro protector. Por este motivo, no es un perro ideal si sales mucho de casa. 

Este pero es muy valiente y no teme enfrentarse a situaciones peligrosas si cree que alguno de los suyos corre algún tipo de peligro. En líneas generales, con un buen entrenamiento, puede ser un perro de guarda excelente y obediente.

En este caso, no es recomendable tenerlo si se tiene otra mascota, especialmente del mismo sexo, ya que suelen ser muy territoriales y demandantes, además de que no temen hacer valer su fuerza en situaciones que no lo ameritan. 

De igual manera, el dueño debe ser capaz de enfrentar el carácter fuerte del Bull Terrier. De otra manera, el perro tomará el control y podrá mostrar signos de agresividad, posesión o celos. Algo que desencadena situaciones lamentables.

De la mano con el entrenamiento social y físico que necesita esta raza, está la capacidad de entrenar a los más pequeños a lidiar con ella. Todo se trata de ser muy disciplinados para evitar que el lado luchador de este can salga a flote.

Si te gustó este artículo, déjanos un comentario.