Saltar al contenido

¿Qué son las nubes y cómo es su formación?

Las nubes son parte de los objetos más enigmáticos y atractivos para el ser humano, incluso desde sus primeros años de vida. A menudo miramos al cielo y buscamos una explicación para la presencia de estas majestuosidades. 

Si eres de los que necesita una explicación, te la damos, prepárate para enterarte de qué son las nubes y cómo es su formación.

¿Qué son estas formaciones en el cielo?

Nubes1

Las nubes son un fenómeno natural derivado del agua y que forman una parte importante del ciclo de esta. ¿Quieres saber más? Te invitamos a descubrirlo.

¿Cómo se forman las nubes?

Las nubes se forman a través de la condensación del agua. Nuestra superficie terrestre está compuesta por un 70% de agua. Esta agua está expuesta al sol.

Cuando el sol calienta una parte de esta superficie eso provoca que mares, ríos y lagos suban su temperatura logrando calentarse. Cuando esto sucede, el agua se evapora.

Al mismo tiempo, cuando las plantas absorben la humedad y la pasan al aire en forma de vapor acuoso. Luego, el aire húmedo se eleva a la atmósfera y ahí se enfría hasta que se condensa y transforma en pequeñas gotas. De ahí se derivan estas esponjosas formaciones.

¿Qué tipo de nubes existen?

Según su formación, tamaño y hasta color, las nubes pueden ser:

  • Cúmulos: Los cúmulos deben su nombre a “montón”. Y se refiere a un grupo de nubes cargadas, que son ocasionadas por corrientes de aires ascendentes. Son formadas en el día y disueltas en las noches.
  • Cirros: Son blancas, dispersas que se forman por los cristales de hielo en la atmósfera.
  • Estratos: Las Estratos son de gran tamaño, alargadas y de un presente color gris.

Más allá de tener estos tipos de nubes, también se nos presentan casos de nubes con características mixtas, es decir, una combinación de un tipo de nubes con otro, cómo es el caso de las cirrocúmulos.

Y el nombre que recibe el tipo de nubes que almacena lluvia es Nimbus o traducida al español como Nimbo.

¿Cuál es la altura aproximada?

Ahora que su formación está clara, por lo que sabemos que una nube es acumulación de vapor que se desplaza a cierta velocidad. 

El punto de la posición que pueda alcanzar una nube depende directamente de la dirección del viento. Los vientos permiten que las nubes se desplacen.

Sin embargo la altura se determina por el calor. A medida que aumenta la temperatura, la nube sube… A temperaturas muy altas, el vapor se condensa hará transformarse en lluvia. 

Si la nube se encuentra con una corriente fría, descenderá y descenderá hasta convertirse en niebla. Así resumimos que el aire caliente provoca las precipitaciones y el helado, lo que conocemos como el fenómeno de niebla, que son nubes bajas.

Son muchos factores los que participan en la creación y elevación de estas lindas almohadas, los factores climáticos, la dirección y densidad del viento y la participación de la temperatura.

Si te gustó este artículo, no dejes de compartirlo.