Saltar al contenido

Qué son las palabras agudas

Aprender sobre las palabras agudas. Sabemos que la clasificación de las palabras según la lengua española o castellana se clasifican en agudas, graves, esdrújulas o sobreesdrújulas.

Hoy nos dedicaremos de lleno a estudiar las palabras agudas e ir de forma progresiva, aprendiendo sobre las demás clasificaciones.

Pero antes, debes saber que la pertinencia de uno a otro grupo dependerá mucho de su acentuación en los términos escritos.

Es decir, la sílaba tónica que es la parte de una palabra cuya pronunciación hace énfasis en las acentuadas. Ciertamente, hay normas dentro de la ortografía que se conocen como “reglas de acentuación”, con ellas sabrías qué palabras llevan su tilde o no.

Hoy, en TodoRespuestas, estudiaremos a fondo lo qué son realmente las palabras agudas y cómo evitamos el error de confundirlas con las demás clasificaciones.

¿Qué son las palabras agudas?

Palabras Agudas1

Las palabras agudas que también se llaman oxítonas, son esas palabras acentuadas que se acentúan en la última sílaba. Esto es gracias a las normas de acentuación, tienen una tilde cuando terminan con N, S o alguna vocal.

Ahora, para ir ejemplificando más el tema, te dejaremos una serie de ejemplos con la que podrás identificar que se trata de una palabra aguda.

Ejemplos de palabras agudas

Canción: Es una palabra aguda porque tiene su acentuación en la última sílaba (ción). Puedes ver que la tilde aparece porque dicha palabra termina con la letra “N”, como te comendamos en al inicio del artículo. Es necesario que sepas diferenciar y no cometas el error que, cuando se habla en plural “canciones”, este no forma parte del grupo de palabras agudas, si no que pasa a ser una grave y, según las normas de ortografía, estas palabras no llevan tildes si terminan en S.

Mandamás: Se trata de otra palabra aguda que fue acentuada correctamente. Esto es porque su sílaba tónica está en la última partícula “más” y, claro, termina con S (al igual que como te indicamos al inicio del artículo).

Dormiré: Es otra de las conjugaciones perfectas para poner de ejemplo. A pesar de que es un verbo, también lleva su tilde al final porque la sílaba tónica puede apreciarse en la última parte (ré) y, como los ejemplos que te indicamos, la palabra termina en vocal.

Clamor: A pesar de que es una palabra aguda, no tiene su tilde ¿por qué? Esto se debe a que su última sílaba (mor), termina en R y estas palabras no llevan acentos.

Verdad: Es la misma explicación con la palabra de clamor, sólo que aquí la palabra termina en D.

En conclusión

Debes tener presente que las palabras agudas no tienen que acentuarse de ninguna manera si terminan en una consonante diferente a S o N, tampoco cuando se unen las dos consonantes en últimas sílabas y cuando acaban en Y.

Sabemos que puede ser un poco complicado el entenderlo a la primera, pero también sabemos que eres inteligente y podrás descifrarlo. De todas formas, puedes dejar tus interrogantes en la caja de comentarios y nosotros te ayudaremos en cualquier cosa.